Diez trucos para ahorrar en la factura de la luz durante los meses de verano

La demanda de electricidad y en consecuencia, el recibo se disparan por el uso del aire acondicionado para hacer frente al calor

Durante los meses de verano, la demanda de electricidad y en consecuencia, el recibo se disparan por el uso del aire acondicionado para hacer frente al calor. En concreto, el pasado martes, se registró la cifra más alta desde enero con un máximo de 39.891 MW, según los datos de Red Eléctrica. Ante la ola de calor con temperaturas con máximas de 40 grados en algunos puntos de la geografía española, recopilamos algunos trucos para proteger nuestra vivienda del clima exterior y a la vez, evitar que se dispare la factura de la luz por el uso del aire acondicionado.

1. Aislamiento de la vivienda. Los expertos de Sto aconsejan prestar atención a la construcción de la fachada de la vivienda para que quede aislada, en concreto, a los cerramientos, huecos y puentes térmicos. De hecho, la mejor técnica a aplicar en una casa bioclimática pasa por llevar a cabo un buen aislamiento que no deje huecos por los que se filtre el aire exterior. Además, un tejado de color claro en comparación con otro oscuro puede reducir la ganancia de calor de un 25% a35%. De ahí que sean muy comunes en el sur, donde los veranos son especialmente calurosos, recuerdan los portavoz de la compañía alemana de soluciones constructivas.

2. Inmuebles que funcionarán como termos. Las viviendas de obra nueva en España deberán incorporar estos sistemas de ventilación a partir de 2021. Con la ventilación mecánica se renueva el aire en función de las necesidades de cada momento y se recupera parte de la energía generada al expulsar el que procede del interior de la casa. De este modo, los nuevos inmuebles funcionarán como termos que no dejarán escapar el calor durante los meses de frío y que realizarán la operación inversa durante el verano.

3. Programar una temperatura eficiente. Para evitar que se dispare el gasto, es importante tener un aparato de aire acondicionado que sea lo más eficiente posible, pero también influye la forma en que lo maneje el usuario. El CEO de Lucera, Emilio Bravo, incide en que la temperatura de confort oscila en invierno entre los 20 y los 22 grados, pero en verano se sitúa en un rango comprendido entre los 22 y 25 grados, con un nivel de humedad que va del 45% al 60%, según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). «Hay que recalcar que por cada grado de temperatura que bajemos, el consumo de aire acondicionado aumenta entre un 6-8%», explica Bravo. También resulta recomendable apagar el aparato por la noche, o al menos, regular la temperatura y el tiempo de encendido mediante un sistema de programación.

4. Controlar la diferencia con el exterior. «Otro punto fundamental de la temperatura del aire acondicionado es que la diferencia entre la temperatura externa y la interior nunca debe superar los 12 grados, por el choque térmico que podría provocar al pasar de un ambiente a otro. También es importante que controlemos la temperatura a la que se encuentra el aparato y tener revisar que el lugar de instalación del aparato no reciba luz solar directa», añade Bravo.

5. Sobrevivir con las ventanas abiertas. «Todos sabemos que el calor en verano es insoportable, especialmente en las grandes ciudades céntricas. Nuestra recomendación es encender el aire acondicionado cuando las temperaturas no se puedan soportar. Cuanto más podamos sobrevivir con las ventanas abiertas, mejor para nuestra economía», indican los expertos de Voltio Energía.

6. Bajar las persianas durante las horas de sol. Las primeras horas de la mañana suelen ser las más frescas, ya que durante la noche la temperatura disminuye. «Abrir las ventanas y ventilar el hogar unos minutos a primera hora ayudará a refrescar la vivienda y mantenerla más tiempo a una temperatura confortable», afirma Bravo. Por contra, en las horas centrales del día, es importante bajar persianas y toldos para evitar que se caliente la vivienda y aumente la temperatura interior.

7. Los ventiladores son más baratos. Estos aparatos «utilizan mucha menos energía para funcionar y generan una sensación de frescor», afirma el CEO de Lucera.«Como truco adicional es recomendable encender el aire acondicionado hasta refrescar la vivienda y apagarlo, para luego continuar el trabajo con el ventilador», revela.

8. Limpieza de filtros del aparato de aire acondicionado. Los filtros libres de polvo y limpiar el aparato al menos una vez al año es imprescindible para que el sistema de aire acondicionado no gaste más energía de la necesaria para funcionar. La limpieza puede realizarse con agua templada e incluso con jabón líquido, una vez secos, podemos volver a colocarlos, tal y como aclara el CEO de Lucera.

9. Tarifas de luz con discriminación horaria. Desde la OCU recuerdan que estos contratos convienen a una gran mayoría de usuarios ya que no exigen un «cambio radical» en los hábitos al incluir también horario de mañana y recuerdan que algunos aparatos -como el del aire acondicionado en algunas casas-, funcionan durante las 24 horas del día. «Para recortar tus facturas solo es necesario un 30% de consumo en horario valle. De hecho, los hogares que no tienen contratada esta tarifa ya consumen un 50% en horario valle», argumentan.

10. Compensar el gasto en aire acondicionado. El mayor desembolso destinado a usar el aire acondicionado se puede compensar al reducir el gasto en iluminar el interior de la vivienda. Cabe recordar que el verano trae calor, pero también más horas de luz natural, que permiten ahorrar. En esta línea, los expertos consultados recomiendan instalar grandes ventanales para aprovechar la luz del sol. En el caso de que esto no sea posible, en Voltio Energía proponen la instalación de iluminación led, ya que a pesar de suponer un desembolso inicial algo costoso, «a largo plazo supone un gran ahorro a final de mes».

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *